fbpx
26/08/2020

En estos tiempos que vivimos una nueva normalidad, donde los días de escuela se han convertido en horas de estudio en casa, debemos cuidar la alimentación de nuestros pequeños para mantenerlos sin hambre y con energía para aprender

Para tener un lunch saludable, recomendamos este contenga al menos un alimento de cada uno de los siguientes grupos:

  •     Grupo A: alimentos ricos en carbohidratos complejos, muy importantes para aportar energía a los músculos de los niños.
  •     Grupo B: alimentos ricos en proteínas para la construcción de un organismo en crecimiento.
  •     Grupo C: alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibra. Para que el organismo funcione bien.

 El grupo de calorías extras, es conviene evitarlo para niños con tendencia a la obesidad. Se recomienda solo en ocasiones especiales.

Otro aspecto fundamental es la hidratación, así que acostúmbralos a tomar agua simple durante todo el día.

¡Las semillas son increíblemente nutritivas!

  •  Ajonjolí
  • Almendras
  • Cacahuates
  • Chía
  • Pistaches
  • Semillas de girasol

Puedes añadirlas a tu comida diaria o también utilizarlas como colación entre comidas, si el antojo de una botana ataca antes de la hora de la comida.

Las semillas son ricas en vitaminas B y E, y en minerales cobre, hierro, calcio, magnesio, manganeso, fósforo y zinc. Estos nutrientes ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular del organismo.

Por si fuera poco, la mayoría de ellas tiene fibra, que contribuye a la salud intestinal y la prevención de enfermedades crónicas, así como también grasas saludables. Algunas de ellas, como las semillas de girasol o las de chía, contienen selenio, un potente antioxidante.

Los padres son los responsables de proveer y enseñar a sus hijos a tener una alimentación sana y adecuada en todo momento, pero sobre todo durante el horario escolar, pues es el periodo en el que no podemos vigilar lo que coman.

Crear el hábito de una alimentación sana contribuye a evitar el sobrepeso infantil y durante el transcurso de su vida. A su vez con este tipo de alimentos podemos garantizar el proveer a nuestros pequeños la energía necesaria para obtener el mejor desempeño escolar.

Es importante que ahora que nuestro hogar se ha convertido en la escuela de nuestros hijos, no descuidemos su alimentación así como su horario o sentido de tener un recreo donde deberá tomar alimentos que le nutran y brinden energía suficiente para terminar su jornada de estudios.