fbpx
21/08/2020

El café se encuentra dentro de los productos con mayor popularidad en el planeta, todos los días se beben entre 1,600 y 2 mil millones de tazas, el 65% se toma por la mañana, haciéndola así la segunda bebida más consumida en el mundo, solo después del agua.

Es obtenido de una semilla de arbusto conocida como “Cafeto”. Su semilla se tuesta y muele, para así obtener la molienda que será colocado en filtros para infunsionar el agua y obtener entonces n tan gustada bebida.

Una de las características principales de un buen café es su aroma y lo que todo consumidor busca, su aspecto físico en la taza sería el segundo elemento en considerar y, por último su sabor.

“Para que tenga buena impresión. El café debe tener: aroma, sabor, acidez y cuerpo agradable.”

Por lo general el café es consumido caliente, pero gracias a las innovaciones y adaptaciones que se le ha dado para los consumidores, es posible beberlo de diferentes formas, frío, frappe, con leche o saborizantes

A su vez en el mundo, el café tiene fuera de las distintas formas de tomarlo, podemos encontrar varios procesos para poder prepararlo en diferentes tipos de cafeteras, cada una aportándole un toque especial a su sabor. Aquí hablaremos de las dos opciones más usuales y que todos podemos tener en nuestras casas las cuales son de inmersión y goteo.+

INMERSIÓN

Tal vez sea la forma más antigua para preparar un café.  La famosa prensa francesa, el café de olla de México, son métodos de inmersión.

Se le dice así porque el café se sumerge completamente en el agua. Todas las partículas de café tienen contacto con toda el agua por cierta cantidad de tiempo.

Los métodos de inmersión suelen dar una taza con más cuerpo, intensidad, y a veces con mayor sedimento, por usar un filtro de poros más abiertos como la prensa francesa.

Prensas Francesas

La prensa francesa o también conocida como prensa de café es una de las cafeteras más sencillas de todas, y además una de las más valoradas, ya que ofrece un proceso de preparación podríamos decir bastante sencillo; dejando reposar la molienda de café en agua caliente, y después empujar el café hacia el fondo, obteniendo así un café con más cuerpo, suave y en general tiene más sabor debido a que los granos de café se sumergen directamente en agua caliente durante la preparación.

Estas cafeteras se componen de un recipiente generalmente fabricado en vidrio, una tapa con émbolo y filtro.

Lo recomendable para un buen proceso en la preparación del café, primero colocar la molienda de café en el fondo de la prensa francesa y verter un tercio del agua. Después dejar reposar por 30 segundos y revolver, esto ayudara a que todo el café se sature de agua para que tengas un café lleno de sabor. Después añade el resto del agua y coloca la tapa en la jarra, con el émbolo hasta arriba.

Para la prensa francesa la temperatura del agua es un factor muy importante para un buen resultado del café. Si se utiliza agua muy caliente, puedes acabar con un café amargo, por el contrario, si utilizas agua no lo suficientemente caliente, puede perder varios sabores. Lo ideal es una temperatura de 93-96°C. Si no cuentas con un termómetro, solo deja hervir el agua y déjala reposar unos 30 segundos antes de utilizarla.

“Lo ideal es una temperatura de 93-96°C”

Otro punto importante al utilizar una prensa francesa es el tiempo de reposo, expertos recomiendan que lo dejes cuatro minutos. Si te gusta muy cargado lo puedes dejar seis minutos. Una vez transcurrido el tiempo, presiona el émbolo hasta el fondo, suavemente pero con firmeza. Y con esto está listo para ser servido. Debido a que el agua sigue estando en contacto directo con el café, si queda algo en la prensa es muy probable que se sigan extrayendo sabores y aceites, así que si no te los vas a tomar en ese momento, lo mejor es vaciarlo en un termo.

GOTEO

“Un café que se obtiene por fuerza de gravedad, uno de los resultados que puedes lograr es un café muy muy complejo… de mucho sabor y  muy intenso”

La cafetera de filtro o goteo consiste en un depósito de agua que se calienta y se hace pasar a través del café molido que está depositado sobre un filtro que puede ser de diferentes materiales como  papel, malla de aluminio, acero o cerámica. El agua pasa lentamente a través del café medianamente molido, y cae gota a gota por gravedad hasta una recipiente.

La mayoría conocemos los métodos de goteo ya que podríamos decir es el más usual, este método utiliza un filtro, el cual puede ser de papel, tela o malla de metal.

A diferencia de la inmersión, el agua y el café tienen un tiempo de contacto menor y dependen del fluido, la velocidad del vertido, de la forma del método para extraer el sabor del café.

En los métodos por goteo vertimos el agua sobre el café y ella baja a través del filtro por gotas. De ahí su nombre.

Cafetera Italiana:

Las cafeteras italianas o también conocidas como grecas o cafetera de puchero, es un modelo de cafetera a presión, que utiliza el vapor creado en su compartimento de agua para crear deliciosos expresos.

Es un modelo con un gran éxito en el gusto de los consumidores gracias a su simplicidad y pequeño tamaño. Además de que son realmente económicas y producen un café bastante bueno si lo preparamos correctamente (la cantidad de café y su prensado en el cacillo condicionan su sabor).

¿Cómo poderlas distinguir? Es algo también muy sencillo ya que se componen de dos cuerpos; la parte inferior donde se agrega el agua y contiene un filtro en forma de embudo, donde deberemos agregan la molienda de café y la parte superior donde después de todo el proceso de calentar la cafetera, y por ende el agua, ésta asciende a la parte superior, infusionando el café por el camino, dejándonos así con esta un café espresso preparado en pocos minutos.

“Es importante que los granos de café finamente molidos se encuentren a presión.”

Dentro de los aspectos que podremos disfrutar al preparar nuestro café en una cafetera italiana es que obtendremos la mayor cantidad de aceites del café, esto se debe a que al funcionar a presión, su temperatura llega a superar los 100º C.

Una ventaja más de la cafetera italiana es que la podemos encontrar en diferentes tamaños para así poder preparar desde una hasta doce tazas, aunque las más habituales son de tres a seis tazas

Al final nos sería imposible calificar algún método como mejor que otro ya que como bien se dice en gustos se rompen géneros, así que te invitamos a pruebes ambos procesos para preparar tu café y al final dejes a tu paladar elegir cual es el que más satisface tu gusto por una deliciosa y recién preparada taza de café y así elijas tu cafetera favorita.